Ajenjo: Propiedades Medicinales

propiedades medicinales del ajenjo y sus usos

El ajenjo su nombre científico Artemisia absinthium, es una hierba que se utiliza desde hace miles de años con fines variados. Probablemente, la más famosa preparación con ajenjo sea la de una fuerte bebida alcohólica llamada Absenta. Sin embargo, su uso más primitivo es como planta medicinal. Veamos cómo podemos incorporar esta hierba a nuestra vida para mejorar la salud.

La parte utilizada del ajenjo es la flor desecada, las hojas desecadas o una mezcla de ambas, entera o cortada. Es rico en aceites esenciales, entre los que se encuentra tuyona y tuyol, que poseen propiedades carminativas, facilitadoras de la digestión, antihelmínticas, antibióticas y emenagogas. También se encuentran principios amargos como absintina, taninos y sales de potasio, responsables de su popular uso como aperitivo.

Para qué sirve el Ajenjo

La Artemisia absinthium, está indicada principalmente en caso de pérdida temporal del apetito, por ejemplo tras una enfermedad, dispepsia y disquinesia biliar. En general, se emplea como amargo aromático en caso de inapetencia, anorexia, cólicos menstruales, espasmos gastrointestinales y flatulencia generalmente asociada a otras plantas medicinales con las mismas indicaciones.

Tales como la raíz de genciana, raíz de angélica flores de aquilea, frutos de hinojo, sumidad florida de la menta, raíz de diente de león, entre otras. En medicina popular el ajenjo se ha utilizado también en el tratamiento de los parásitos (oxiuriasis) por vía interna,  y en otitis, heridas, quemaduras y ulceraciones dérmicas, por vía tópica.

Acción terapéutica y propiedades medicinales

  • Favorece la digestión.
  • Posee efectos congestivos sobre el aparato urinario y aparato reproductor femenino
  • Anti-inflamatorio
  • Vermífugo (mata las lombrices intestinales)
  • Reduce la fiebre y es analgésico
  • Estimula la producción de bilis en el hígado

Su uso medicinal

El té de ajenjo ha ayudado a través del tiempo a muchísimas personas a restablecer la salud, pero sobre todo a tratar males que aquejan al cuerpo:

  • Gastralgia (dolores de estómago), mala digestión, diarreas, dolores intestinales, pirosis (ardor de estómago), parásitos intestinales.
  • Hidropesía (retención de líquidos).
  • Problemas de riñones e infecciones urinarias.
  • Dificultades en la respiración, gripes.
  • Dolor de muela y oído, mal aliento.
  • Menstruación dolorosa y atrasos.
  • Envenenamientos e intoxicaciones.
  • Parásitos de la piel, picazón y otras afecciones.

Cómo se prepara y dosis para tomar en cada caso

Infusión: Para problemas intestinales y hepáticos, secar algunas partes y conservar en polvo. Preparar el té de ajenjo con 5 gramos de la hierba en una taza con agua hirviendo, dejar reposar y luego tomar una o dos cucharadas por día. También se puede preparar la infusión de ajenjo con siete gramos de flores, en 1 litro de agua hirviendo, dejando reposar durante quince minutos. Tomar de esta preparación hasta un máximo de dos vasos al día como aperitivo.

Enjuagues bucales: El mismo té dejarlo entibiar y utilizarlo para hacer buches en caso de dolor y mal aliento.

Cataplasma: Para diarreas, problemas de ventosidades o vómitos, se puede hace una cataplasma caliente. Esta se coloca sobre el vientre, se cubre con un lienzo seco y se deja unos 15 minutos.

Baños: Agregar un pocillo de té al baño de inmersión o, si se prefiere, frotar el cuerpo con una esponja embebida en el té de ajenjo durante unos minutos. Es muy eficaz para tratar problemas dermatológicos.

Polvo: La dosis máxima es de tres gramos al día, empleándose como aperitivo o antitérmico. Para eliminar oxiuros en mayor cantidad hasta un total de 8 gramos al día.

Tintura: Se pueden añadir 15 gotas de tintura de ajenjo a una infusión de menta o anís, para tomar tres veces al día lejos de las comidas.

Como condimento: Se puede utilizar la Artemisia absinthium como una especia. Sus principios amargos son responsables de su acción aperitiva y digestiva.

Contraindicaciones

El ajenjo está contraindicado en embarazo por ser antiespasmódico ginecológico, lactancia, epilepsia, congestión cerebral, úlceras gastroduodenales e intestinales, síndrome del intestino irritable. Esta bebida ha gozado de mala prensa debido a que la tintura de ajenjo preparada desde la edad media causaba grandes problemas cerebrales y aún la muerte de quienes se abusaron de ella utilizándola como un alucinógeno.

Su ingesta debe ser en dosis pequeñas, en forma no continuada y lejos del horario de las comidas (una hora antes o una hora después, como mínimo).  Debido a la tuyona que contiene como principio activo, en dosis elevadas, es tóxica por tanto, no se recomienda el empleo de la esencia.

La utilización de esta planta medicinal debe ser cuidadosa porque en dosis altas provoca irritación del intestino, trastornos gástricos y hepáticos, provoca convulsiones y presenta toxicidad sobre el sistema nervioso central desencadenando trastornos psíquicos y sensoriales. El uso del ajenjo está contraindicado en niños pequeños. Si se ha utilizado esta hierba en la piel no exponerse a los rayos solares.

(Visited 1 times, 1 visits today)
Opt In Image
Suscríbete a Nuestro Boletín y Recibe un Reporte Gratuito
INGRESA TUS DATOS

100% libre de SPAM.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *