Beneficios terapéuticos de la Centella asiática

centella asiática hydrocotile asiática

La Centella asiática es empleada desde la antigüedad por la medicina tradicional hindú y por los indígenas africanos en el tratamiento de la lepra. Es originaria de Madagascar. Su nombre científico es Hydrocotile asiática. Por su sabor acre, en Europa del Este se vendía como purgante y vomitivo, y recién fue incorporada a la farmacopea francesa en 1884.

Propiedades medicinales de la Centella asiática

La Centella asiática es una planta herbácea vivaz y rastrera, cuyas raíces pequeñas y hojas brotan de unos nudos que van apareciendo con formas diferentes a otras plantas de la misma especie. Tiene propiedades medicinales de efecto tónico, antirreumático, antioxidante, diurético suave, vasodilatador.

Está compuesta, entre otros principios activos, por saponósido triterpénico (de propiedades antisépticas y antibióticas), ácidos triterpénicos, asiático, indocentoico y madecásico (favorecen el flujo sanguíneo, reducen la esclerosis y mejoran la insuficiencia venosa de las piernas), flavonoides (con propiedades antiinflamatorias) y taninos (de gran poder astringente).

Los efectos terapéuticos de la Centella asiática

Además de ser un tónico digestivo y reducir la fiebre y la inflamación, la Centella asiática tiene propiedades inmunoestimulantes y antieméticas (es decir, es muy eficaz para combatir los vómitos).
Pero, lo que la hace ideal para los casos de celulitis, heridas en la piel, mala circulación venosa y linfática es su poder diurético y cicatrizante y su capacidad para disminuir los niveles de urea en sangre.

Mejora la circulación de las piernas, las úlceras y otros problemas de la piel. La Centella asiática no sólo ayuda a combatir la celulitis sino también la gordura, ayudando a que los tejidos retomen su forma, función y estructuras correctas originales a obtener la eliminación de líquidos.

Por vía interna la Centella asiática presenta una acción como tónico general, antidepresivo y venotónico. Su uso interno mejora la memoria y reduce el estrés. Incrementa la estamina del cerebro. En la India este tónico tiene desde hace mucho tiempo la reputación de “rejuvenecedor” ayudando a la memoria y concentración y fortaleciendo el cerebro, su efecto antiinflamatorio ayuda en los problemas de artritis.

Su uso externo alivia la inflamación y acelera la curación de heridas. También en venas varicosas y hemorroides. Celulitis, estrías y “piel de naranja”. Dolores de piernas, calambres y hormigueo. Ayuda en el tratamiento de la psoriasis y acné.

Precauciones

Si se consume en las dosis indicadas, no se conocen efectos adversos a uso de la Centella asiática. Eso sí, en dosis elevadas la Centella asiática puede provocar dolores de cabeza, gastritis o mareos y aumentar el colesterol de personas con antecedentes familiares de colesterol alto. Dada la presencia de taninos, no está aconsejado su empleo a largo plazo vía oral en casos de pacientes con gastritis o úlcera gastroduodenal.

Tampoco se recomienda su utilización en casos de epilepsia y durante el embarazo y la lactancia. Por otra parte, aunque las alergias a la Centella asiática en general son infrecuentes, su administración excesiva puede traer en personas sensibles complicaciones.

Usos y dosis de la Centella asiática

Infusión: de 2 cucharadas soperas de hojas de Centella asiática por taza de agua. Tomar tres tazas diarias.
Cremas: Dos veces por día en la zona afectada.
Extracto seco: Cápsulas de 100 a 300 mg, una por día.
Tintura: 50 gotas, tres veces al día.
Polvo: La droga pulverizada en forma de comprimidos, 600 mg, tres veces al día.

Para el tratamiento de várices o celulitis puede optarse por el consumo interno de centella asiática y también externo en forma de compresas, cremas o gel que contenga extracto de Centella asiática.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la política de privacidad *

Los datos que proporciones mediante este formulario serán tratados por Claudia L. Di Paola como responsable de esta web. La finalidad de la recogida de estos datos se realiza solamente para responder a tu comentario. Estos datos estarán almacenados en los servidores de Banahosting. Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión enviando un correo electrónico a info @ remediosconhierbas.com. Puedes consultar la información completa y detallada sobre privacidad en mi política de privacidad.