Remedios caseros para la hipertensión

Compártelo! ...
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Facebook
Facebook

Remedios caseros para la hipertensiónToda persona debe conocer su presión arterial, ya que la hipertensión no da síntomas. La hipertensión o presión arterial alta se considera el asesino silencioso, y es causado por la vida sedentaria del mundo moderno, las presiones mentales y físicas. Aunque la presión alta también puede deberse a anormalidades hormonales, enfermedades renales, enfermedades cardiovasculares, el uso de drogas y algunos medicamentos (anticonceptivos orales, cocaína, alcoholismo) y la preeclampsia.

¿Cuándo se considera que es hipertensión?

La mayoría de los adultos jóvenes tienen presión aproximada de 120/80. Sin embargo, ésta aumenta con la edad, hasta llegar incluso a 160/90.

Se considera que cuando la presión arterial está en valores de 140/90 mmHg, está dentro de los límites máximos de tolerancia. Lo cierto es que cuando esas cifras comienzan a elevarse aun sin llegar a ser muy altas, el riesgo de complicaciones es grande, tal vez no en el momento o a corto plazo, pero si a mediano o largo.

La presión arterial más alta que se alcanza durante cada latido del corazón recibe el nombre de presión arterial sistólica, y la más baja entre 2 latidos, presión diastólica. Una persona tiene hipertensión arterial cuando luego de reiterados controles, su presión es mayor o igual a 140 y/o 90 mmHg (14/9).

Actualmente se discute sobre la máxima tolerabilidad en relación a las cifras y el riesgo, hay que considerar que cada paciente también es condicionado por otros factores, como enfermedades metabólicas o renales, y también por hábitos adquiridos. Esto quiere decir que cada caso es particular, razón por la cual es necesario trabajar la presión alta desde la prevención de ser posible, detectar el cuadro a tiempo.

Los síntomas más comunes de hipertensión arterial son:

  • Respiración corta
  • Dolor de cabeza
  • Sudoraciones
  • Rubor facial
  • Pulso rápido
  • Mareo
  • Alteraciones visuales
  • Sonido de zumbido en los oídos
  • Manchas en los ojos, como objetos oscuros volantes

La fitoterapia ofrece un amplio abanico de posibilidades naturales para prevenir y controlar la tensión arterial alta.

Infusiones de hierbas para bajar la presión arterial

Abedul: Facilita la eliminación de líquido retenido. Se realiza una Infusión de dos cucharadita de hojas secas de abedul por taza de agua. Beber dos o tres veces al día especialmente antes de acostarse.

Achicoria: Realizar una decocción durante 10 minutos de 50 g de raíz seca, por litro de agua. Tomar 2 o 3 veces al día.

Ajo: Preparar una infusión de ajo, empleando un diente de ajo aplastado, por cada taza de agua. Agregar jugo de limón a gusto y tomarlo 3 veces al día. El ajo contiene un aceite esencial rico en garlicina y aliina. Además de reducir el colesterol de la sangre, dilata las arterias, y previene la formación de trombos en las mismas. Por lo tanto, reduce la hipertensión.

Cola de caballo: El modo de acción de esta hierba sobre la hipertensión es que  posee importantes cualidades diuréticas, que favorece la eliminación de toxinas y estimula la función renal, por ser rica en potasio. Se hace una infusión de dos cucharaditas de cola de caballo, por taza de agua hirviendo. Se deja reposar 15 minutos antes de tomarla. Beber 2 o 3 veces al día, durante varias semanas.

Enebro: Esta planta sirve para el tratamiento de la hipertensión al eliminar líquidos sobrantes. Beber tres tazas diarias de una infusión, durante 10 minutos, de media cucharadita de frutos secos machacados, por taza de agua.

Estigma de maíz: Las barbas de maíz constituyen uno de los mejores diuréticos naturales. Preparar una decocción de 50 g de barbas de maíz, por litro de agua, durante 20 minutos. Beber cuatro tazas al día.

Muérdago: Refuerza el corazón, previene la arteriosclerosis y reduce el colesterol, realizar un cocimiento, durante 15 minutos, de dos cucharaditas de ramas y hojas, por taza de agua. Beber una taza por día.

Olivo: Se realiza una infusión de olivo con un puñado de hojas de olivo, por taza de agua, que se beberá antes de las dos comidas principales del día.

Otros remedios verdes contra la hipertensión

  • Licuar un pepino, dos zanahorias, un poco de perejil y un vaso de agua. Beber este licuado, dos o tres veces por semana.
  • Pelar 4 papas y cocinarlas con cáscara, en un litro de agua durante 20 minutos. Colar y beber tres vasos por día.
  • Colocar una cebolla pequeña y troceada, siete dientes de ajo pelados y el jugo de un limón. Agregar agua hasta cubrir los ingredientes y dejar toda la noche. Colar y beber en ayunas durante nueve días.
  • Mezclar estas hierbas a partes iguales, angélica, tilo, cola de caballo, abedul e hinojo. Colocar una cucharada de esta mezcla en una taza. Hervir durante tres minutos, dejar en reposo y colar. Tomar una o dos tazas al día.
  • Masajear lentamente el pecho en forma circular, con 10 gotas de aceite esencial de lavanda y mejorana mezclados con 20 ml de aceite de jojoba.
Compártelo! ...
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Facebook
Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la política de privacidad *

Los datos que proporciones mediante este formulario serán tratados por Claudia L. Di Paola como responsable de esta web. La finalidad de la recogida de estos datos se realiza solamente para responder a tu comentario. Estos datos estarán almacenados en los servidores de Banahosting. Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión enviando un correo electrónico a info @ remediosconhierbas.com. Puedes consultar la información completa y detallada sobre privacidad en mi política de privacidad.