• Newsletter

Ají: Sus propiedades terapéuticas

propiedades medicinales y terapéuticas del ají

 

Cualquier persona que accidentalmente haya mordido un pimiento picante o ají conoce muy bien la sensación quemante que se experimenta, sin embargo, ese mismo ardor de la boca que hace desesperarse y gritar por agua es el anuncio de que sin que usted lo sospeche está recibiendo uno de los muchos beneficios que pueden tener los alimentos picantes, especialmente los ajíes, el vegetal que ha estado sazonando los paladares de millones de personas por miles de años.

Propiedades medicinales del ají

* Disuelve el moco en los pulmones congestionados
* Ayuda a despejar la nariz tapada
* Ayuda a aliviar las alergias
* Estimula el sistema digestivo
* Previene de úlceras estomacales
* Alivia gases
* Ayuda a prevenir las migrañas
* Ayuda a reducir las posibilidades de ataque cardíaco y accidente cerebrovascular
* Estimula el sistema circulatorio
* Apoya la pérdida de peso mediante la estimulación del metabolismo
* Calma dolores reumáticos y musculares

Pero ¿Cómo puede un vegetal que quema la boca aliviar una quemadura? ¿Cómo puede proteger las paredes del estómago del desarrollo de ulceraciones, si tal vez debía quemarlas? ¿En que reside el secreto medicinal de los ajíes y otros pimientos picantes? ¿No pueden éstos causarnos ulceraciones u otros problemas estomacales como siempre se ha creído? ¿Cómo podemos ingerirlos para aprovechar sus muchos beneficios?

Los Ajíes no solamente evitan las ulceraciones en el tracto digestivo, sino que descongestionan las vías respiratorias, combaten la tos, previene el desarrollo de tumoraciones cancerosas, y hasta permiten controlar los peligrosos ataques asmáticos.

El ají un medicamento natural milenario

Desde que los habitantes autóctonos de Latinoamérica empezaron a cultivar los ajíes picantes hace miles de años, éstos han sido utilizados para aliviar numerosas dolencias y padecimientos físicos, principalmente desórdenes respiratorios de las vías superiores. Los antiguos mayas (en el área del sur de México y Centroamérica), por ejemplo, los usaban para calmar las crisis asmáticas y la tos persistente, y todavía esta sigue siendo una terapia que se mantiene vigente en México y, curiosamente, también en un país tan distante como la India.

Es más, los libros de Medicina más antiguos en Asia y Europa frecuentemente mencionan que “masticar ajíes y otros pimientos picantes constituye un excelente tratamiento para aliviar los síntomas del catarro común”. Si ingiere un poco de salsa picante preparada con ajíes, por ejemplo y en cuestión de segundos estará descongestionando su tracto respiratorio superior de las secreciones acumuladas y respirando normalmente. Al mismo tiempo, sus ojos se limpiarán con las lágrimas que brotarán de las glándulas lacrimales estimuladas por el picante.

Dentro de sus beneficios terapéuticos se encuentra el aliviar los ataques de asma, la tos seca y los síntomas del resfrío. Es expectorante eficaz para el catarro y sinusitis. El ají también es un poderoso estimulante del apetito, tiene propiedades bactericidas, que se utilizan para aliviar el dolor de muelas y de oído. Su ingesta aumenta la traspiración y por lo tanto elimina toxinas desintoxicando el cuerpo. El ají estimula el sistema circulatorio siendo eficaz para tratar várices, fortalece los capilares sanguíneos y previene hemorragias.

Por su virtud anestésica el ají reduce la sensibilidad al dolor. La capsaicina es la molécula del ají que produce el picor y que actúa específicamente en las neuronas que transmiten la sensación de dolor produciendo endorfinas que generan analgesia. Muy usado para calmar dolores de artritis, reumáticos y musculares. Además el ají es estimulante del aparato digestivo y estimulante sexual.

El ají es un poderoso antioxidante por su contenido de vitamina C superando a los cítricos. También contiene flavonoides conocidos como vitamina P también llamados flavonas. A esto se le suma el contenido de vitamina E, A, B1, B2, B3, B6, carotenos, beta carotenos y ácido fólico y capsaisina. Debido al contenido de estos antioxidantes el ají, es un excelente aliado contra el cáncer. Además contiene minerales como potasio, magnesio, fósforo y calcio.

Las propiedades terapéuticas del ají no solo pueden aprovecharse a través de la alimentación, puede utilizarse en forma interna o externa en forma de tintura en gotas, lociones, aceites y cremas para masajes y compresas.

Precaución: El Ají puede interactuar con algunos medicamentos, así que asegúrese de hablar con su médico antes de tomarlo. También se ha demostrado que el ají irrita la piel cuando se hace contacto directo accidental y no debe ser inhalado porque causa irritación de los pulmones.

 

 

4 comentarios

  1. ANA ROSA BECERRA IÑIGUEZ

    BUENOS DIAS PARA MI PERSONA ES MUY AGRADABLE RECIBIR ESTOS CORREOS SON MUY INTERESANTES GRACIAS GRACIAS GRACIAS

  2. Muy bien por el comentario del ají, pero no se ha mensionado hasta ahora, que el picante afecta en las personas que sufren de alteraciones del ácido úrico, los niveles de éste,haciendolo subir los porcentajes hasta niveles del 9%

  3. BUENA NOTICIA; ahora bien ¿cómo consumir ají picante?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la política de privacidad *

Los datos que proporciones mediante este formulario serán tratados por Claudia L. Di Paola como responsable de esta web. La finalidad de la recogida de estos datos se realiza solamente para responder a tu comentario. Estos datos estarán almacenados en los servidores de Banahosting. Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión enviando un correo electrónico a info @ remediosconhierbas.com. Puedes consultar la información completa y detallada sobre privacidad en mi política de privacidad.