Propiedades medicinales del Ajo

propiedades medicinales del AjoPrincipales beneficios del ajo

El Ajo (Allium sativum L.), se conoce desde la antigüedad tanto por sus propiedades medicinales como por ser un condimento en culturas como la egipcia, griega, romana y árabe. El ajo ejerce efectos sobre numerosos órganos de nuestro cuerpo y sobre numerosos aspectos de nuestra fisiología. Muchas personas usan el ajo en la cocina sin saber que esta hierba tiene un buen número de usos medicinales.

En personas muy sensibles puede producir molestias gastrointestinales, dependiendo de la dosis consumida, y en algunos casos incluso reacciones alérgicas leves con irritaciones cutáneas.

La planta de ajo puede alcanzar hasta los 50 centímetros de altura y cuenta con un tallo cilíndrico y recto que se curva después de la floración; sus hojas presentan nervios paralelos y son finas y planas en la parte baja; nacen de un bulbo subterráneo (la tradicional cabeza de ajo), que es la parte que se emplea.

Tradicionalmente los ajos se presentan en clásicas “ristras”, es decir, en trenzas de hojas, con los bulbos muy ordenados; su almacenamiento en sitio fresco y bien ventilado prolonga su conservación.

El ajo se emplea como diurético, antiséptico, antifúngico, hipotensor, hipocolesterolemiante, antiateromatoso, antiagregante plaquetario e hipoglucemiante.

Las propiedades medicinales del Ajo

  • El ajo se usa en la prevención de trombos. Ayuda a reducir el bloqueo de las arterias y a reparar los daños causados por la arterioesclerosis.
  • En la antigüedad el ajo se empleaba como bactericida en infecciones, cólera, difteria, y se ha demostrado que puede emplearse satisfactoriamente para matar ciertas especies dañinas del tracto intestinal, sin afectar en absoluto las especies necesarias para su buen funcionamiento. Ayuda a la digestión y a la limpieza de los intestinos.
  • Gracias a que elimina el aceite esencial a través del sistema respiratorio, cuenta también con propiedades balsámicas y expectorantes además de antisépticas. Evita los resfríos y alivia la congestión de pecho. Ayuda a combatir un buen número de hongos, bacterias y virus. Por esta razón se ha empleado popularmente en casos de tuberculosis, gangrena pulmonar y tos ferina.
  • Reduce la presión arterial y el colesterol.
  • Algunos estudios parecen demostrar que el incrementa ligeramente el nivel de serotonina en el cerebro ayudando a combatir el estrés y la depresión.
  • Actúa como antiinflamatorio.
  • El ajo contiene un gran número de compuestos de azufre que tienen notables propiedades contra el cáncer. Previene las dos primeras etapas de la carcinogénesis, la iniciación y promoción de desarrollo.  Su uso prolongado ayuda a prevenir ciertos tipos de cáncer.
  • Tiene el ajo la capacidad para luchar contra la levadura Cándida.
  • Ayuda a incrementar el nivel de insulina en el cuerpo, reduciendo los niveles de azúcar en la sangre.
  • Ayuda a aliviar el reumatismo. El ajo posee cualidades rubefacientes, aplicado por vía externa y después de ser machacado.

Utilización del  Ajo como remedio natural

La forma en que se consume el ajo ya sea crudo o cocido varía sus propiedades medicinales y por lo tanto su efectividad.

Dentro de sus principios activos el ajo posee aliina y alinasa que se combinan cuando el ajo crudo es cortado formando un compuesto llamado Alicina que es el que actúa contra virus y bacterias. La alicina es inestable y sólo dura unos minutos por lo que hay que consumirlo enseguida de cortarlo o machacarlo. Al cocinar el ajo desaparece esta sustancia pero sin embargo libera otras dos sustancias que tienen propiedades anticoagulantes y reducen el colesterol, son la adenosina y el ajoeno.

Modo de uso

Se encuentran disponibles una variedad de suplementos de ajo pero los más comunes son los siguientes.

Tintura: De 20 a 40 gotas al día, repartidas en varias tomas.

Cápsulas de esencia de ajo: 0.2 gramos en cápsulas blandas o en soluciones alcohólicas u oleosas, antes de las dos principales comidas.

Planta seca: De 0.4 gramos a 1.5 gramos al día, en varias tomas.

Y por supuesto comer uno o dos dientes de ajo por día puede ayudar  a mejorar nuestra salud.

Precauciones

Las dosis muy elevadas de ajo pueden ocasionar intoxicación, con vómitos, colapso y convulsiones. En algunas personas el ajo puede presentar reacciones alérgicas en forma de problemas gastrointestinales o irritación de la piel. El ajo debe ser suspendido al menos dos semanas antes a cualquier intervención quirúrgica o extracción dental, debido a su acción anti-coagulante.

 

3 comentarios

  1. Interesantes artículos y comentarios respecto a las propiedades de las plantas medicinales, en lo personal y familiar nos han ayudado mucho. gracias

  2. Hola
    Gtacias por sus consejose informacion tan util.He estado comiendo ajo negro por 3 meses y he tenido problemas de gastritis.Cual sera la mejor manera de consumir ajo.

    Gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la política de privacidad *

Los datos que proporciones mediante este formulario serán tratados por Claudia L. Di Paola como responsable de esta web. La finalidad de la recogida de estos datos se realiza solamente para responder a tu comentario. Estos datos estarán almacenados en los servidores de Banahosting. Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión enviando un correo electrónico a info @ remediosconhierbas.com. Puedes consultar la información completa y detallada sobre privacidad en mi política de privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.