Inicie un jardín interior de hierbas medicinales

jardín interior cultivo de hierbas medicinales

Las hierbas son beneficiosas no sólo para darle un buen sabor a la comida, sino también para utilizarlas con fines medicinales. Las hierbas secas que se venden son buenas para la comida, pero para obtener el mejor sabor posible, la hierba fresca es mejor. Evite pagar los altos costos de comprar hierbas frescas y comience a cultivar su propio jardín de hierbas medicinales.

Ya sea para fines medicinales o culinarios, las hierbas se han utilizado durante siglos, incluso antes de la historia registrada. Muchas cocinas étnicas y regionales siguen utilizando una variedad de hierbas frescas y especias para una buena dosis de medicina preventiva con cada bocado delicioso.

Las hierbas son saludables. Muchas personas usan hierbas medicinales como fuente de medicina alternativa, especialmente en vista de los altos costos de los medicamentos recetados. Los remedios herbarios son considerados como medicina alternativa hoy, pero casi todos los medicamentos derivan de las plantas, semillas, especias, flores, hierbas y raíces.

La compra de hierbas comunes y únicas puede costar un poco. Además del costo, las hierbas ya cortadas, aún frescas, se mantendrán sólo durante unos pocos días. A menos que usted vaya a utilizar todo lo que compró de inmediato, habrá un poco de desperdicio.

Evite los desperdicios e invierta en el desarrollo de su propio jardín de hierbas. Esto se puede hacer al aire libre en en el exterior o en el interior de su casa. Un jardín interior de hierbas se puede cultivar durante todo el año. Dentro de la casa, sus plantas corren menos riesgo de plagas, gusanos y los daños debidos al mal tiempo.

Inicio de un jardín interior de hierbas

Ya sea que esté tratando de ampliar su paleta culinaria o crear un botiquín de medicina más natural, he aquí algunos consejos para iniciar su propio jardín de hierbas en interiores. Muchas plantas crecen bien en interiores. Siempre y cuando tenga mucha luz natural en al menos un lado de su casa y un poco de espacio, se puede hacer incluso si usted no tiene habilidad para la jardineria.

Elija sus hierbas: Decida qué hierbas que desea cultivar. Algunas están en mejores condiciones en sus propias macetas para evitar la mezcla de los olores o sabores. Por ejemplo, los cebollines tienen sabor a cebolla y podría ser demasiado fuerte para crecer junto a la menta.

Elija sus macetas: Utilice contenedores que sean lo suficientemente grandes como para dar cabida a las raíces de las plantas que crecen, con los agujeros en la parte inferior y una bandeja en la parte inferior para el drenaje.

Añadir la tierra: La mayoría de las hierbas vienen en envases pequeños, así que tendrá que transplantarlas. Llene la nueva maceta alrededor de las tres cuartas partes completas con una mezcla que contenga tierra fertil.

Entierre las hierbas: Retire con cuidado la planta del envase original, agitando suavemente el exceso de suciedad de la bola de tierra que se encuentra en la raíz y cúbrala con más tierra.

Riegue las hierbas: Añada agua hasta que el suelo esté húmedo, pero no demasiado mojado. Plante las hierbas medicinales con requerimientos de agua similares juntos en la misma maceta, si quiere.

Añada luz: Coloque las plantas en una ventana que reciba una gran cantidad de luz solar, por lo menos ocho horas. Coloque las plantas más cortas por delante para que todas reciban suficiente sol.

En tan sólo cuatro a seis semanas, puede comenzar a cosechar las hierbas medicinales para su salud y/o cocina. Para saber más vea este video sobre la “Medicina natural y los Huertos medicinales”.

 

(Visited 1 times, 1 visits today)
Opt In Image
Suscríbete a Nuestro Boletín y Recibe un Reporte Gratuito
INGRESA TUS DATOS

100% libre de SPAM.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *